Logo

14/02/18 | Noticias / Prensa

Jorge Di Fiori : "Con este nuevo tipo de cambio, ya crecieron las exportaciones"

Image por CARLOS BOYADJIAN

Jorge Di Fiori es un hombre avezado en lidiar con los desafíos que presenta la economía argentina. Presidente la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), entidad que ya había liderado en los 90.

Pero además de su acción pública, este abogado de 77 años, amante de la navegación, un deporte que le permitió participar en regatas y hasta cruzar el Atlántico en una embarcación exclusivamente a vela, tiene además, otra faceta desconocida. Fue miembro fundador del Coro Nacional, cantó en la Wagneriana y en esa condición tuvo el privilegio de pisar el escenario del Teatro Colón.

Hoy se entusiasma con el momento y las oportunidades que ofrece el país, pero admite el impacto de la inflación y considera que "el costo argentino es el mayor problema que tiene la economía nacional".

¿Cómo está la actividad en el comercio, a partir del cambio de metas de inflación de diciembre y el impacto en los precios?

Si hablamos de comercio exterior, crecieron las exportaciones con este tipo de cambio y se restringieron las importaciones, ésta es la percepción del mercado.

¿En qué porcentaje crecieron las exportaciones?

Es difícil saberlo, estamos a comienzos de febrero, pero la realidad, y esto lo veo cotidianamente, es que las exportaciones están creciendo porque hay un tipo de cambio más favorable, y las importaciones están cayendo. Por otro lado, no es tan seguro que la modificación del tipo de cambio signifique una modificación de los precios, porque hay caída en el consumo. En las ciudades vinculadas a la producción agropecuaria hubo una recuperación, donde no está el campo intensamente, ahí se siente más la caída, que va del 1% al 3% según los casos.

¿Cuál es hoy el principal problema de la economía nacional?

No tenga dudas que es el costo argentino. El año pasado pedimos hacer a nuestro departamento de Economía un estudio sobre el costo argentino, que después se lo llevamos en mano al Jefe de Gabinete. El estudio abarcó alimentos, textiles, electrodomésticos, el sector farmacéutico y automotriz. Todo empezó porque le pregunté al representante de Neuquén cuánto le pagaban al productor por el kilo de manzana, dijo $ 4,5. En la mesa también estaba sentado Alfredo Coto, que integra el Consejo Directivo de la CAC. Le pregunté cuánto estaba en la góndola y me dijo entre $ 45 y $ 50. ¡Diez veces más! Entonces llamé a nuestro economista y le pedí que hagan un estudio detallado para ver cómo se pasa de 1 a 10.

¿Y a qué se debe eso?

Básicamente es por la carga tributaria nacional, provincial y municipal, cargas patronales, no salarios; e infraestructura. Eso lleva el costo de 1 a 10 y pasa lo mismo en otros sectores. Podemos tener ahora alguna competitividad porque mejoró el tipo de cambio, pero es algo circunstancial.

La inflación bajó un poco en 2017 pero ahora aumentan tarifas, combustibles, transportes y se dispara el tipo de cambio. ¿Al gobierno le faltó timing para los aumentos?

-Creo que están fuera de tiempo, debió haberlo hecho antes. Había que haber hecho el shock de entrada, pagar todos los costos y empezar a gobernar haciendo lo que hay que hacer.

¿Qué es lo que hay que hacer?

Hay que reducir el gasto público, pero eso tiene un alto costo político y social. Casi hemos duplicado la cantidad de empleados públicos y la eficiencia no se ha duplicado para nada. En el Congreso cada representante tiene numerosos asesores, y también lo tiene todo el espectro a nivel nacional, provincial y municipal.

Frente a eso el Gobierno impulsó las reformas impositiva y previsional, y la laboral, que quedó para más adelante. ¿Cuál es su opinión sobre la reforma tributaria y previsional?

Desde el punto de vista de las pymes, nos subieron dos puntos las cargas patronales del 17% al 19% (derogación del decreto 814). Tenemos 3 o 4 millones de personas que están jubiladas sin haber aportado nunca, a costa de los que estamos jubilados y cobramos el mínimo, especialmente los autónomos. También está el tema de los jueces, que no pagan Impuesto a las Ganancias. Hay claramente una desigualdad en la sociedad y que se manifiesta en el gasto público.

¿Pero ve al Gobierno bien enfocado en este tema? Hubo expresiones en el sentido de reducir el gasto político.

El Gobierno tiene buenas intenciones pero además de hacer lo que puede, tiene que hacer lo que debe. Y lo que debe es reducir el gasto público. Yo estuve en el CCK el 30 de octubre, cuando el Presidente dio un discurso claramente fundacional y dijo todo esto.

Después de eso vino el paquete de reformas, con el resultado que conocemos.

Sí, después de eso vinieron ciertas reformas pero que se quedaron cortas, tanto la impositiva como la previsional. Yo entiendo que hubo un error en no presentar de entrada cuál era la situación del país en diciembre de 2015, decir claramente cómo se recibía el país. En el momento cero debió haberse hecho un inventario y balance como se hace cuando uno toma una empresa y debió haberse dicho con crudeza y con sentido de la realidad.

Image Image Image Image