Logo

10/02/18 | Noticias / Prensa

Sigue parado el comercio de granos, pese al acuerdo para subir la tarifa de los transportistas

Image Andrés Actis

Al compás del conflicto de transportistas autoconvocados que paralizó esta semana la actividad de puertos y cerealeras, acaba de finalizar una reunión entre los ministerios de Transporte y de Agroindustria que llegaron a un acuerdo con representantes de los productores y de los transportistas de carga, para una nueva tarifa. La misma será de referencia para el servicio de transporte de granos. Acordaron que se eleve un 12% respecto del valor actual.

El ajuste del 12% se publica mañana en el Boletín Oficial. La tarifa se establece, desde inicios de la nueva gestión de gobierno, a través de mecanismos institucionales de diálogo con los diferentes representantes sectoriales. La de hoy es la quinta “mesa de diálogo” que se celebra en los últimos dos años. Participaron todas las entidades vinculadas al transporte y las cuatro que nuclean a los productores rurales, además de la Federación de Acopiadores. También representantes de los gobiernos de Santa Fe y Buenos Aires, los más afectados.

"Las partes se comprometieron a continuar reuniéndose de manera periódica para tratar temas que van más allá de la tarifa y hacen a la mejora de la competitividad. Ambos sectores coincidieron en el repudio a las medidas intimidatorias contra los trabajadores y a los hechos de violencia en rutas del país y que está afectando a ambos, al paralizar la producción, el comercio exterior y el abastecimiento, al mismo tiempo que no deja trabajar a los transportistas", señalaron en un comunicado.

Sin embargo, los camioneros autoconvocados advierten que el anuncio "no cambia en nada el panorama" y que el Gobierno "intenta generar confusión" con una actualización de la tarifa que no estaba en discusión. "Nunca pedimos el aumento de la tarifa. Nosotros queremos una tarifa con límites de movilidad para que nos nos quiten el 50% en algunos viajes. El Gobierno saca la pelota fuera de la cancha. Nosotros seguimos en las rutas, el paro no se levanta", le confirmó a Clarín Marcelo Gerosa, referente de los transportistas en Santa Fe. Esa provincia fue la más afectada, junto a Buenos Aires.

La postura del Gobierno de "ningunear la protesta" no hace más que "sumar más camioneros al reclamo", advirtió Gerosa. La medida de fuerza ya lleva ocho días y afecta la actividad de las terminales portuarias de todo el país. El mercado interno también empieza a resentirse. La protesta ya pone en riesgo la producción de pan y harinas, según la advertencia lanzada en las últimas horas por la Federación Argentina de la Industria Molinera (Faim).

Image Image Image Image