Buenos Aires, 19 de Noviembre de 2017 Página de inicio   Agregar este sitio a favoritos
HOMEQUIENES SOMOSHERRAMIENTAS ÚTILESLINKS DE INTERÉSNEWSLETTERCONTACTO
Volver
12/09/17
Balanza en rojo
Noticias / Prensa

Lo que no va como se esperaba es el comercio exterior, al punto que de acuerdo a las estimaciones que se formulan a esta altura del año, cuando aún resta una tercera parte por completar, las cuentas cerrarían con 5.000 millones de dólares de déficit, lo cual contrastaría muy fuerte con 2016 cuando a pesar de las dificultades de ese ejercicio, esta balanza fue cerrada con saldo positivo. Es que este año confluyen al unísono el dólar barato, la apertura comercial, las mayores importaciones de autos, el retraso de las exportaciones sojeras y el deterioro de los precios de nuestras ventas, todo lo cual combinado provoca este rojo con el cual concluirá este 2017.
De enero a julio el déficit comercial fue de 3.428 millones de dólares, cuando en igual lapso del año pasado hubo un superávit de 1.020 millones, lo cual marca entonces una diferencia bastante notable. En el período aludido las exportaciones crecieron 1,4% pero las importaciones lo hicieron a razón del 15,4%, observándose en consecuencia la notable diferencia, para la cual -de acuerdo con el INDEC- influyeron "la variación positiva del índice de precios de las exportaciones del 3,5% fue inferior al aumento de los precios de las importaciones que fueron del 5,9%", razón por la cual si en los primeros 7 meses del año pasado, el saldo comercial deficitario de 3.428 millones de dólares hubiese sido de 2.498 millones. Es decir, queda bien claro el impacto que tuvo la baja de precios, que en el lapso analizado nos perjudicó en una cifra cerca a los mil millones de la divisa estadounidense.
Por lo tanto, con estas cifras como elemento de análisis, las perspectiva para el cierre del año no resultan auspiciosas, aún cuando se confía en un mayor dinamismo de las exportaciones, aspecto que se verá en cierta manera perjudicado por el cierre de las compras de biodiesel por parte de los Estados Unidos, lo cual está siendo motivo de discusión entre las partes y también ante organismo internacionales a cargo de estas diferencias. De todos modos, más allá de los vaivenes que puedan producirse, hoy la estimación del rojo comercial está en el orden de los 5.000 millones de dólares.
Uno de los temas más preocupantes del comercio exterior es el notable aumento que tuvieron las compras al exterior, en especial en lo que hace al rubro alimento y automóviles, causando menor preocupación cuando esas importaciones están relacionadas con bienes de capital, pues en este caso están relacionadas con inversiones, en tanto que el resto de las compras tienen que ver con insumos intermedios, los que son clave para el normal funcionamiento del proceso productivo.
Otro de los aspectos que preocupa tiene que ver con el tipo de cambio, que según sostienen los analistas, no se encuentra en niveles competitivos, aún estando por encima de fines de 2015 y algunas otras experiencias de fuerte atraso cambiario. Lo claro y concreto es que hoy el dólar está debajo del promedio histórico, y allí están las estadísticas que lo respaldan, más allá de las necesidades políticas.
Si al rojo de la balanza comercial de este año, se le añade el saldo de servicios y rentas, la cuenta corriente alcanzará 3 puntos del PBI.
Tomando resultados del año anterior con 2.000 millones de dólares de superávit y el presente que cerraría con 5.000 millones de déficit, tendríamos entonces una diferencia de 7.000 millones que parece a simple vista alarmante, aunque existen algunos atenuantes, como por ejemplo el inusual comportamiento que tuvieron las exportaciones agrícolas en 2016, lo que dificulta la comparación. Es por eso que desde algunos ámbitos se sostiene "5.000 millones de dólares no es un desequilibrio exagerado", pues equivale a un 0,8 del PBI, un valor inferior al de la mayoría de los años de la década del '90 y por debajo del promedio histórico del 3,3 del PBI en los años '80. Y además, esta situación se viene dando en el marco de la lenta salida de la crisis económica de Brasil, de fuerte impacto en la Argentina.
En lo que se coincide es que la solución está en el aumento de las exportaciones, que es por donde hay que buscar.

Fuente: La Opinión




Volver
BUSCADOR
 
QUIENES SOMOS  
NEWSLETTER  
INFORMES  
NORMATIVA  
CAPACITACION  
NOTICIAS / PRENSA  
INTERIOR DEL PAIS  
INTERNACIONAL  
JURISPRUDENCIA  
VARIOS / SUGERENCIAS  
RESUMEN DE NOTICIAS  
AUSPICIANTES
 
HOME | QUIENES SOMOS | NEWSLETTER | CONTACTO
© 2015 Despachantes Argentinos. Todos los derechos reservados.
Desarollado por  Tres Al Cubo Desarrollos Web