Buenos Aires, 19 de Noviembre de 2017 Página de inicio   Agregar este sitio a favoritos
HOMEQUIENES SOMOSHERRAMIENTAS ÚTILESLINKS DE INTERÉSNEWSLETTERCONTACTO
Volver
19/05/17
El efecto Temer atenta contra la recuperación y la competitividad argentina
Noticias / Prensa

por NATALIA DONATO

La muy incipiente recuperación que comenzó a experimentar Brasil en el primer trimestre había generado la ilusión en el Gobierno y el empresariado argentino de que la economía vecina se estabilizaría este año y empezaría a crecer. Pero esos buenos augurios se esfumaron ayer a partir del escándalo que involucra al presidente Michel Temer en un supuesto caso de corrupción.

El mandatario de Brasil salió ayer a dar batalla a las acusaciones. Por lo que será determinante lo que ocurra en los próximos días y cómo se resuelva esta crisis política para evaluar los posibles impactos en las economías, brasileña y local.

La fuerte caída ayer de la Bolsa en Brasil y la suba del dólar frente al real –cerró en 3,38 reales por dólar– generó un efecto contagio en Buenos Aires, donde el dólar también se disparó 36 centavos para cerrar en $ 16,27. El efecto Temer provocó lo que no podía lograrse aún con las compras de divisas del Banco Central: que el tipo de cambio ganara mayor competitividad. Sin embargo, de no resolverse pronto esta crisis en Brasil, serán mayores los costos para la Argentina.

"El ruido en los mercados y un poco en el tipo de cambio son cuestiones puntuales. El mercado puede caer hoy y mañana subir. Lo que a la economía le interesa es cómo se resolverá esto. Quiero ver si al final del túnel hay luz o está la locomotora", señaló el economista Rodolfo Santángelo, de Macroview.

El analista recordó que la economía brasileña comenzó a tener problemas antes que la política y que el vecino país viene de la peor recesión de la historia. Su producto cayó 8% acumulado entre 2014 y 2016 y si bien en el primer trimestre de este año creció 1,1%, "es un brote verde microscópico", dijo el analista, quien agregó que los canales por medio de los cuales la Argentina se puede ver afectada son tres: el del comercio exterior; el del tipo de cambio; y el financiero.

En lo que respecta al canal de comercio exterior, la Argentina es el principal socio comercial de Brasil, por lo que si el vecino país tiene recesión, caen las exportaciones y aumenta la presión de sus importaciones. De hecho, ya en 2016 las ventas locales al mercado brasileño se redujeron a la mitad (pasaron de u$s 1500 millones mensuales a u$s 750 millones) respecto de los números de 2011.

En cuanto al tipo de cambio, si comienzan a salir los capitales de Brasil y se devalúa el real, la Argentina se ve afectada porque cae su competitividad, que ya viene bastante afectada. Excepto que la devaluación se replique localmente.

Por último, si caen los bonos brasileños y, por ende, los argentinos, subirían las tasas y se encarecería el crédito, en momentos en que "el programa económico depende 100% de colocar deuda", dijo Santángelo.
Por su parte, el economista de Ferreres & Asociados, Fausto Spotorno, sostuvo que "por ahora el impacto será en los mercados", ya que la economía real local ya viene bastante afectada por la recesión brasileña. "Ahí no habrá novedad, a menos que esta crisis haga que Brasil frene el proceso de recuperación que estaba teniendo", agregó. Si los mercados siguieran en caída, ello podría frenar la recuperación de las empresas brasileñas, muy dependientes del crédito, así como también la demanda de bienes argentinos. El economista también mencionó el impacto de la posible devaluación del real.

El director ejecutivo de la UIA, Diego Coatz, recordó la importancia que representa Brasil para la Argentina, especialmente para el sector industrial, y afirmó que el escenario actual podría complicar la recuperación de la economía vecina prevista para este año. "Hoy el nivel de producción en Brasil está muy por debajo que hace 4 años, con una capacidad ociosa muy importante. No se esperaba un gran crecimiento, pero sí una estabilización", remarcó Coatz.

A su turno, Rodrigo Álvarez, de Analytica, afirmó que si bien el alcance que tendrá la crisis aún es incierto, tendrá un correlato en la economía local a través de los canales financiero y real. Además del impacto en la moneda brasileña, la crisis política podría demorar las reformas que Temer impulsó, lo que re trasaría las inversiones y el crecimiento. "Se debilitaría el rebote previsto para este año. Con un real más débil y una economía menos pujante, las ventas de productos argentinos a Brasil tampoco experimentarán el alza que se esperaba", remarcó.

Fuente: El Cronista




Volver
BUSCADOR
 
QUIENES SOMOS  
NEWSLETTER  
INFORMES  
NORMATIVA  
CAPACITACION  
NOTICIAS / PRENSA  
INTERIOR DEL PAIS  
INTERNACIONAL  
JURISPRUDENCIA  
VARIOS / SUGERENCIAS  
RESUMEN DE NOTICIAS  
AUSPICIANTES
 
HOME | QUIENES SOMOS | NEWSLETTER | CONTACTO
© 2015 Despachantes Argentinos. Todos los derechos reservados.
Desarollado por  Tres Al Cubo Desarrollos Web